Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

Durante el calor, hidrátate

El agua es esencial para la vida, el equilibrio de líquidos y electrolitos determinan la mayoría de las funciones de nuestro sistemas, para ejemplo nuestro cerebro está conformado en un 95% de agua, los pulmones 90%, la sangre es un 83% de líquido, los músculos el 765 y los huesos aproximadamente un 22%.

Beber agua tiene varios propósitos, entre ellos se encuentra la eliminación de sustancias desecho, controlar la temperatura corporal, frecuencia cardíaca y presión arterial.

Cuando las temperaturas climáticas aumentan el riesgo de pérdidas importantes de líquido es muy elevado, por lo que beber suficientes líquidos es vital.

El agua en el cuerpo

Como ya se dijo, el agua está presente en la mayor parte de nuestro organismo, el cual posee diversos mecanismos para mantener el equilibrio de líquido y compensar las perdidas normales que se tienen a través de:

  • Excreción: por medio de la orina.
  • Respiración: proceso de humidificación del aire para que ingrese a los pulmones y salga de ellos, está perdida por humidificación es mayor en climas secos.
  • Sudoración: A medida que el sudor se evapora de la piel y mediante el contacto con el aire enfría los tejidos.
  • Digestión: el agua se utiliza para realizar el proceso digestivo de mejor forma, si bien el líquido se recupera en los intestinos, algunas enfermedades gastrointestinales pueden provocar diarrea o vómito y con ello la perdida de agua.

Cuando las perdidas rompen dicho equilibrio, se desencadenan diversos mecanismos que provocan la sensación de beber, lo que conocemos como sed.

No es lo ideal esperar a tener sed para hidratarse, de hecho, la sensación de sed es en sí un síntoma de deshidratación.

Deshidratación

El agua se distribuye en el cuerpo, dentro de las células, la sangre y en el espacio entre las células, existe un intercambio constante de líquidos entre estos espacios para proveer de nutrientes a las células, estás a su vez expulsan sus desechos al liquido intersticial, que ingresa la sangre para ser llevado a los riñones y filtrarse para ser desechado por medio de la orina.

Este es un ejemplo de los múltiples procesos de intercambio de agua entre los tejidos y que en un estado de hidratación correcto se desarrollan sin inconvenientes.

Al escasear el agua en un evento de deshidratación, las células deben disminuir el intercambio de líquidos, los riñones necesitan ahorrar agua haciendo la orina mas densa (mas elementos de desecho y menos agua) los órganos con mayor cantidad de agua, como el cerebro, deben “prestar” líquido para otros procesos que en ese momento son más importantes, etc. es decir que los sistemas comienzan a colapsar y de no atenderse a tiempo algunos órganos pueden sufrir daños irreparables.

Algunos de los signos más evidentes del comienzo de una deshidratación son:

  • Fatiga 
  • Intolerancia al calor.
  • Mareos
  • Orina de color oscuro.
  • Tos seca.
  • Piel enrojecida.

Cuando la deshidratación no es atendida los síntomas pueden tornarse más severos como:

  • Falta de apetito.
  • Confusión o incapacidad de mantenerse despierto.
  •  
  • Respiración agitada y rápida.
  • Pulsaciones débiles y rápidas.
  • Perdida de conciencia.

El ser humano no es capaz de sobrevivir más allá de unos 3 – 5 días, hay casos excepcionales de supervivencia de hasta 12 días, pero con secuelas orgánicas importantes.

Las funciones se van “apagando”, los órganos colapsando, hasta la muerte.

¿Cuándo beber agua?

Lo ideal es beber agua antes de tener sed, hacerlo de manera constante durante el día.

Existen momentos en los cuales resulta aún más benéfico hidratarse como:

  • Después de levantarse para rehidratarse, hay que recordar que se han pasado quizá entre 6 y 8 horas sin beber agua mientras se duerme.
  • Treinta minutos antes de comer para tener líquido suficiente que soporte el proceso digestivo.
  • Una hora después de comer para apoyar la absorción de nutrientes.
  • Antes de acostarse para evitar deshidratarse mientras se duerme, sobre todo en tiempos de calor.

¿Cuánta agua se debe tomar?

Para determinar cuánta agua debe tomar una persona, debe tomarse en cuenta cuanto líquido pierde.

Las pérdidas de agua pueden tenerse por la actividad que se realiza, las condiciones climáticas, el tiempo que dure la actividad, su intensidad e incluso la temperatura que aporta la ropa que se usa y que favorece la sudoración y ventilación.

En términos simples se recomienda el consumo de 8 vasos de agua al día como lo recomendable, sin embargo, debe tomarse en cuenta también la cantidad de líquido que se adquiere a través de los alimentos como las frutas y verduras que contienen agua, la preparación, si es a base de caldos o salsas, y otras preparaciones de líquidos como jugos, café, té, refrescos e incluso gelatinas.

Tanto la deshidratación como la sobrehidratación representan un problema, en el caso de la sobrehidratación puede llevar a perdidas de minerales que alterarían el equilibrio hidroelectrolítico.

En general los niños y niñas hasta los 13 años deben beber como recomendación de 1 a 1.7 litros de agua incluyendo alimentos y los adultos de 2.5 a 3 litros, en condiciones de clima y actividad normales.

Si se realiza ejercicio intenso, entonces se deben reponer las perdidas ocasionadas, la mejor recomendación es hidratarse una o dos horas antes del ejercicio con 400 a 600ml, durante el ejercicio de 300 a 400 ml por cada 10 a 15 minutos de ejercicio intenso y al finalizar la actividad de 600 a 750 ml.

Una forma de monitorear si el nivel de deshidratación es adecuado vale la pena revisar el color de la orina, si es color amarillo paja o claro está bien, entre más oscuro se haga, mayor es el nivel de deshidratación.

Respecto al líquido ideal para hidratarse, definitivamente el agua potable natural es el mejor pues no añade elementos extras como azucares, conservadores, colorantes u otros a la orina.

Sin embargo, para rehidratarse durante el ejercicio intenso, las bebidas especializadas funcionan mejor que el agua natural por la cantidad de electrolitos, con las que están formuladas.

Conclusión

La salud en general y en espacial la de los riñones dependen en gran medida de la cantidad de agua contenida en el cuerpo.

Mantener un estado de hidratación adecuado día a día no debe ser muy complicado si se tiene el hábito de ingerir líquidos constantemente.

Solo se debe cuidar beber agua potable natural en mayor medida y preferirla sobre los jugos, refrescos (que aportan calorías extra), el café o té (que contienen elementos que producen desechos).

Añadir rodajas de naranja, lima, pepino o la fruta de preferencia puede ayudar a dar un sabor agradable al agua natural y contribuir a la buena hidratación de aquellas personas a las que el sabor de el agua natural no es del agrado.

Referencias

https://www.webmd.com/food-recipes/features/quest-for-hydration#1

https://ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2908954/

https://heart.org/en/healthy-living/fitness/fitness-basics/staying-hydrated-staying-healthy

https://my.clevelandclinic.org/health/treatments/9013-dehydration

https://www.waterlogic.com/en-us/resources-blog/hydration-facts-all-you-need-to-know

https://www.cdc.gov/nutrition/data-statistics/plain-water-the-healthier-choice.html

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.

Resonancia Magnética 3.0 Tesla de Corazón

Resonancia Magnética 3.0 Tesla de Corazón ¿Qué es una Resonancia Magnética? La Resonancia Magnética o RM es una forma de obtener imágenes de diversas partes del cuerpo con el fin de realizar un diagnóstico, seguimiento e incluso la prevención de

Leer más »

Resonancia Magnética 1.5 y 3.0 Tesla de Columna

Resonancia Magnética 1.5 y 3.0 Tesla de Columna ¿Qué es una Resonancia Magnética? La Resonancia Magnética o RM es una forma de obtener imágenes de diversas partes del cuerpo con el fin de realizar un diagnóstico, seguimiento e incluso la

Leer más »

Resonancia Magnética 1.5 y 3.0 Tesla de Abdomen

Resonancia Magnética 1.5 y 3.0 Tesla de Abdomen ¿Qué es una Resonancia Magnética? La Resonancia Magnética o RM es una forma de obtener imágenes de diversas partes del cuerpo con el fin de realizar un diagnóstico, seguimiento e incluso la

Leer más »
shares

Esta página web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario

DESCARGA EL E-BOOK GUÍA BÁSICA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

COMPÁRTELO...

Share on facebook
Share on twitter