fbpx

Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI

El pulso y la salud cardiaca

El corazón es el órgano encargado de hacer circular la sangre por nuestro cuerpo, es un músculo que no descansa, trabaja las 24 horas de cada día de nuestra vida y poner atención a su cuidado es determinante.

Las formas más sencillas de brindarle cuidados son a través de una alimentación saludable y actividad física que lo fortalezca.

Monitorear su funcionamiento adecuado es muy simple, no se requiere de acciones muy complejas y lo podemos hacer de forma cotidiana en pocos minutos, incluso ya existen monitores cardiacos y aplicaciones de smartphones que nos ayudan en esta tarea.

El pulso cardíaco

La cantidad de veces que el corazón realiza un latido durante un minuto es conocido como pulso, esto es una acción del corazón en dos fases, una de expulsar la sangre hacia las arterias y distribuirla en el cuerpo y otra de recogerla libre de desechos desde los pulmones para volverla a expulsar, es un ciclo que se repite de manera ininterrumpida.

Por lo general toma aproximadamente un segundo realizar está acción, los valores normales de pulsaciones por minuto son:

• En niños de 6 a 15 años de 70 a 100 latidos por minuto.
• En adultos a partir de los 18 años de 60 a 100 latidos por minuto.

¿De que forma puedo tomar mi pulso?

Al tener vasos sanguíneos en todo el cuerpo tomar el pulso se puede hacer en cualquier parte, sin embargo, existen zonas donde puede ser mucho más sencillo reconocerlo.

Escuchar directamente el corazón a través del pecho es lo más simple para localizar el pulso o los latidos de otra persona, pero para hacerlo uno mismo quizá no sea tan fácil poner nuestro oído sobre el pecho, así que tendremos que recurrir a otras zonas.

• El cuello (arteria carótida).
• La muñeca (arteria radial).
• La parte interna del brazo por donde se dobla la articulación del codo (arteria braquial).
• La ingle (arteria femoral).
• El empeine del pie (arteria dorsal del pie).

Nos centraremos en las dos más comunes, el cuello y la muñeca.

Pulso del cuello

1. Colocar el dedo índice y medio en el cuello, por debajo de la mandíbula y a un costado de la manzana de Adán o la garganta.

2. Presionar ligeramente la piel.

3. Desplazar levemente los dedos hacia los costados o arriba y abajo, hasta sentir el pulso.

Pulso de la muñeca

1. Gira tu mano para dejar la palma hacia arriba.

2. Coloca los dedos índice, medio y anular de la mano contraria sobre el borde de la muñeca por debajo del pulgar.

3. Presionar ligeramente la piel.

4. Desplazar levemente los dedos hacia los costados o arriba y abajo, hasta sentir el pulso.

Pulsaciones por minuto

Cuenta la cantidad de latidos que tienes en un minuto o hazlo por 10 segundos y multiplícalos por 6, 20 segundos por 3 o 30 segundos por dos.

Lo ideal es hacerlo por un minuto o 30 segundos, de esta forma a parte de saber la cantidad de latidos, puedes reconocer si existen variaciones en el ritmo, es decir, que en momentos algunos latidos se desfasan o se juntan.

Es normal que en ocasiones se pierda el ritmo entre uno o dos latidos, pero si el pulso es por lo común irregular, puede ser un problema cardíaco y en este caso la sugerencia es acudir de inmediato con tu medico para que haga valoraciones más exhaustivas.

Conclusión

Saber identificar el pulso cardiaco nos permitirá conocer la frecuencia cardíaca y con ello obtendremos más herramientas para mantener la salud del corazón a través del ejercicio.

Referencias

https://my.clevelandclinic.org/health/diagnostics/17402-pulse–heart-rate

https://www.webmd.com/heart-disease/heart-failure/watching-rate-monitor#1

https://www.nhs.uk/common-health-questions/accidents-first-aid-and-treatments/how-do-i-check-my-pulse/

https://www.healthline.com/health/pulse-weak-or-absent

https://www.berkeleywellness.com/fitness/exercise/article/your-heartbeat-and-your-health

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI.Monitores cardíacos

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI Monitores cardíacos La condición física se determina, la mayoría de las veces, en la medida en que al realizar alguna actividad física nos agotamos o somos capaces de llevarla a cabo sin cansarnos. En otras

Leer más »

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI. Frecuencia cardiaca

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI Frecuencia cardíaca La frecuencia cardíaca varía de persona a persona, durante el día, de acuerdo con nuestra actividad diaria y hábitos como fumar o beber café e incluso nuestras emociones. Conocer la cantidad de latidos

Leer más »
shares

Esta página web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario

DESCARGA EL E-BOOK GUÍA BÁSICA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

COMPÁRTELO...

Share on facebook
Share on twitter