Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

CORAZÓN, YO CUIDO DE TI

Recuperación Cardíaca

Su corazón tiene como función primordial abastecer de sangre a todo el cuerpo, esta acción la realiza mediante ciclos de contracción y dilatación, que llamamos latidos, palpitaciones o pulsaciones cardíacas.

Al ser un músculo, puede trabajar de mejor forma si se fortalece y se mantiene saludable por medio del ejercicio, sobre todo si esté se realiza dentro del rango de frecuencia y ritmo de latidos adecuado.

El corazón como cualquier órgano, no está exento de padecer algún tipo de falla o enfermedad por lo que monitorear su correcto funcionamiento es una buena práctica, sobre todo antes, durante y después de realizar algún tipo de actividad que requiera esfuerzo.

Tasa de recuperación cardíaca

Después de realizar ejercicio o una actividad física, el corazón necesita recuperar su ritmo normal y para ello necesita tiempo y su condición determina cuánto es necesario esperar. Un corazón saludable y bien ejercitado necesitará de unos pocos minutos para regresar a su ritmo natural al contrario de un corazón en malas condiciones de salud. La tasa de recuperación es una medición del pulso que se realiza inmediatamente después de terminar el ejercicio o actividad intensa.

Determinación de la recuperación cardíaca

Existen diferentes pruebas para ayudar a determinar la capacidad que tiene el corazón para recuperarse y por consecuencia su condición.
Estas pruebas consisten en medir la frecuencia cardíaca al momento de terminar de hacer ejercicio y durante los minutos posteriores.

La siguiente es una forma de hacerlo:

Materiales:
• Cronometro o reloj con segundero.
• Papel y lápiz/pluma.

Paso 1:
• Localizar su pulso.
• Determinar la frecuencia cardíaca objetivo (si no tiene idea de que hablo, puede consultarlo aquí).

Paso 2:
• Comenzar a realizar alguna actividad física que le permita incrementar la frecuencia de latidos de su corazón, intentando llegar a su frecuencia cardíaca objetivo.
• Realice está actividad durante algunos minutos, monitoreando su pulso y manteniéndose en el rango de su frecuencia objetivo.

Paso 3:
• Termine su actividad física y determine su frecuencia cardiaca inmediatamente durante un minuto (tome su pulso por 10 segundos y multiplique por 6), anote su resultado.
• Descanse durante 2 min y vuelva a tomar su pulso para determinar nuevamente su frecuencia cardíaca.

Paso 4:
• Reste el número obtenido al final de los 2 minutos de descanso al número obtenido inmediatamente al terminar el ejercicio.
o Si al terminar su ejercicio su frecuencia cardíaca fue de 140 y después de 2 minutos su frecuencia fue de 108 su tasa de recuperación sería de 32 (140 -108 = 32)
• Comparé su resultado con está tabla

  • Menos de 22: su corazón está en bajas condiciones.
  • De 22 a 52: su corazón está en condiciones normales.
  • De 53 a 58: su corazón está en buena condición.
  • De 59 a 65: su corazón está en muy buena condición.
  • De 66 o más: su corazón está en excelente condición.

Si su recuperación pasado un minuto es menor a 13 o pasados dos minutos es menor a 22, es altamente recomendable que acuda con su médico, para realizar estudios más específicos y determinar los cambios que deberá hacer para mejorar su condición cardíaca.

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.
shares

Esta página web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario

DESCARGA EL E-BOOK GUÍA BÁSICA PARA EL CUIDADO DE LA SALUD

COMPÁRTELO...

Share on facebook
Share on twitter