Grupo RIO Laboratorio Clínico / Diagnóstico Médico

3 consejos efectivos para bajar de peso, evitando el rebote

Victor Ramos

Por LN Víctor Ramos Hdz.

Controlar el peso corporal es un deseo que la mayoría de las personas tiene.

Existen muchísimas recomendaciones para lograr este objetivo; “dietas” con características muy especiales, aparatos de ejercicios, medicamentos, suplementos alimenticios, calzado y ropa diseñados para bajar de peso, hasta cirugías.

Algunos métodos requieren mucho sacrificio, otros te prometen que lograrás tus metas sin hacer prácticamente nada.

Con algunos de estos remedios, logras bajar de peso algunos kilos, pero el problema comienza cuando quieres mantenerte así y dejar de utilizarlos, experimentando el desagradable rebote.

A continuación, te comentaré 3 consejos muy efectivos para que controles tu peso y logres evitar regresar al sobrepeso.

dieta balanceada

1. Nada como una dieta saludable

En la actualidad las enfermedades asociadas con el sobrepeso han ido en aumento.

Cada vez más personas muestran preocupación por bajar de peso para cuidar su salud y evitar estos padecimientos.

Estas actitudes han favorecido a la proliferación de diversos métodos, remedios, “dietas y productos milagrosos” para bajar de peso.

La gran mayoría de estas dietas y productos son diseñados sin bases científicas y son lanzados al mercado buscando la desesperación de los consumidores para venderlos. Lucrando con los deseos de sus clientes, sin ofrecer realmente un beneficio para su salud.

Dietas milagrosas

  • Dietas bajas en calorías.
  • Dietas disociativas.
  • Dietas excluyentes.
  • Otros tipos.

Dietas bajas en calorías

Este tipo de dietas ofrece opciones por debajo de las mil calorías diarias.

Generalmente son totalmente desequilibradas en la cantidad de nutrientes que contienen. Especialmente de vitaminas y minerales.

Esto ocasiona después de un periodo de tiempo que existan deficiencias nutricionales.

Este tipo de dietas son muy difíciles de llevar por largos periodos, y una vez que se dejan de seguir y se recupera la alimentación habitual el organismo tiende a compensar las pérdidas que tuvo, favoreciendo que recupere el peso perdido.

Dietas disociativas

Este tipo de dietas argumenta que la combinación “errónea” de ciertos nutrientes favorece la ganancia de peso.

Por ejemplo: la combinación de carbohidratos y grasas, alimentos altos en proteínas con carbohidratos, etc.

Sólo recuerda que tu cuerpo tiene capacidad para digerir en cualquier momento, cualquier tipo de alimento sin importar cómo están en combinados.

La deficiencia con este tipo de dietas es que impiden que le des variedad a tu alimentación, favoreciendo que rápidamente te enfades de ellas.

Retomando tus hábitos anteriores de alimentación con la posibilidad de que recuperes el peso perdido.

Dietas excluyentes

Estas dietas se basan en la prohibición de algún tipo de alimento o nutriente.

Por ejemplo: no consumir ningún tipo de alimento con carbohidratos o eliminar de la dieta todos los alimentos lácteos.

Todos los alimentos le proporcionan tu cuerpo algún tipo de nutriente indispensable para su funcionamiento, excluir algún tipo de nutriente puede ocasionarte graves problemas de salud.

Otros tipos

Los otros tipos existen puede ser combinaciones de los grupos anteriores y de igual manera pueden tener deficiencia de nutrientes o incluso exceso en alguno de ellos.

Por ejemplo: las dietas hiper proteicas, este tipo de regímenes alimenticios consideran las proteínas como la base, son recomendadas especialmente para aquellas personas que desean aumentar su masa muscular.

Si tú no eres una persona que se dedique a fisicoculturismo ten cuidado con estas recomendaciones altas en proteínas, ya que un exceso de este nutriente puede provocarte problemas en riñones, hígado y otros órganos.

shutterstock_53444773

Productos milagro

Estos productos son extractos de algunos alimentos y se usan potenciando algunas de sus supuestas características en el control de peso.

 

  • Diuréticos.
  • Estimulantes del metabolismo.
  • Saciantes o retardantes de la absorción.

En el caso de los laxantes y los retardantes de la absorción, su efecto es muy sencillo, impedir que los nutrientes se utilicen en tu organismo y de esta forma evitar que aumentes de peso.

Ejemplos de productos: Alcachofa, cascara sagrada, Sen y fibra dietética en grandes cantidades.

Los diuréticos favorecen la pérdida de agua de forma poco natural, deshidratando tu cuerpo y con esto argumentan una pérdida de peso.

Debes tener cuidado con los diuréticos porque junto con el agua que pierdes también deshechas minerales esenciales para el correcto funcionamiento de tu cuerpo.

Ejemplos de productos: cola de caballo, diente de León, ortiga, boldo, vellosilla, entre otros.

Los estimulantes del metabolismo se utilizan para favorecer que algunos nutrientes se utilicen como fuente de energía.

Tu cuerpo tiene sistemas naturales para realizar estas funciones que se activan en situaciones especiales como el ayuno prolongado y la actividad física intensa.

Si no te encuentras en estas situaciones estos productos no tendrá ningún efecto dentro de tu metabolismo.

Entenderás entonces que si realizas actividad física tu cuerpo se encargará de aumentar tu metabolismo de forma natural, utilizando tus reservas para producir energía.

Ejemplos de productos: guaraná, té verde, fucus, chitosan, carnitina, lecitina, picolinato de cromo, vinagre de sidra, garcinia cambogia, etc.

"La Diabetes como muchas otras enfermedades, no presenta signos y síntomas, hasta que ye se está desarrollando, esto significa que cuando ya se manifiesta alguna sintomatología suele ser ya muy tarde para revertirla."

La dieta saludable

Sin duda seguir una dieta saludable es la mejor opción para  bajar de peso,  prevenir enfermedades y evitar volver a recuperar el peso perdido.

Una dieta saludable te invita a comer cualquier tipo de alimento, manteniendo un equilibrio, siempre con las cantidades adecuadas para ti.

Te invito incorporar una dieta saludable a tu estilo de vida y comprobarás los resultados en poco tiempo y de forma permanente.

ejercicio

2. Realiza alguna actividad física

La fórmula para aumentar de peso es muy sencilla, un consumo excesivo de energía y un gasto de esta muy bajo.

Te darás cuenta entonces que la fórmula para bajar de peso es igualmente sencilla sólo debes reorganizar los factores.

Disminuir el consumo de energía y aumentar el gasto energético.

Llevar una dieta saludable te ayuda con el primer factor, que es consumir únicamente la energía necesitas el día.

Para el segundo factor, que es la actividad física, te doy las siguientes recomendaciones:

  • Realiza una actividad que te guste, como caminar, trotar, andar en bicicleta, durante por lo menos 30 minutos a un ritmo moderado.
  • Involucra a los demás miembros de tu familia para que esta actividad física se convierta también en recreativa.
  • Si tienes mucho tiempo sin hacer ejercicio, comienza a un ritmo suave y ve aumentándolo conforme pasan los días.
  • Se constante y disciplinado para poder formar un hábito.
  • Elige el tipo de actividad que mejor se acomode a tu condición de salud y a tus preferencias.
  •  

Actividades de resistencia cardiorrespiratoria.

Este tipo de actividades favorece que tu organismo se adapte a realizar ejercicio por largos periodos de tiempo.

Andar en bicicleta, nadar, aeróbicos, caminata o carreras suaves, son ejemplos de este tipo de actividad.

Actividades de fuerza y resistencia muscular.

Este tipo de ejercicios aumentan la capacidad de tus músculos para generar tensión, lo que se traduce en mayor fuerza y resistencia.

Saltar la cuerda, hacer lagartijas, sentadillas, abdominales, y todos aquellos ejercicios donde uses tu propio peso para generar tensión muscular son ejemplos este tipo de actividad.

Actividades de flexibilidad.

La flexibilidad es la capacidad que tienen tus articulaciones de realizar algún movimiento. Los ejercicios de flexibilidad te ayudaran a hacer movimientos con una mayor amplitud.

Algunos ejemplos son: el yoga, gimnasia, karate, jugar boliche, tai chi, pilates, etc.

Actividades de coordinación.

Estas actividades te ayudan a utilizar los sentidos como la visión y el oído, para coordinarlos con tus extremidades y realizar movimientos de precisión y suavidad.

El baile, el fútbol, el tenis, basquetbol, entre otras actividades son ejemplos de este tipo de ejercicios.

Como puedes ver realizar actividad física no es algo complicado, no necesitas de inscribirte a un gimnasio o tener múltiples aparatos en tu casa.

Sólo es cuestión de hacer la actividad que más te gusta, dentro de las múltiples opciones que existen.

Con 30 minutos al día es suficiente y te aseguro que, si la actividad que realizas te es satisfactoria, la realizarás por mucho más tiempo.

3. Mejores hábitos, mejores resultados

Controlar tu peso es relativamente fácil, siguiendo una dieta saludable y haciendo actividad física diariamente puedes lograr bajar de peso.

El problema para muchas personas es mantener ese peso adecuado.

Y esto tiene que ver con tus hábitos, tu estilo de vida.

Los hábitos se pueden formar a partir de muchos factores, como las tradiciones familiares, la cultura, el medio social, la publicidad, tus emociones, etc.

Cuando sigues una “dieta”, sólo modificas la parte que tiene que ver con el consumo de alimentos, al momento que hay una restricción de energía, tu cuerpo reacciona y como consecuencias bajas de peso.

Pero al no modificar tus hábitos de alimentación, los cuales en su momento te llevaron al aumento de peso, recuperaras el peso perdido.

Para modificar un hábito te propongo lo siguiente:

  • Identifícalo.
  • Analízalo.
  • Cámbialo.

Identificar tus hábitos no debe ser una tarea complicada, realmente tú sabes cuáles te benefician y cuales te perjudican.

Al analizarlos, encontrarás cuáles son las razones por las que estos hábitos forman parte de tu estilo de vida.

Generalmente todos los hábitos tienen una base en tus creencias. Las creencias se forman a partir de tus conocimientos.

Informarte y aprender es el paso intermedio entre el análisis y el cambio.

Para cambiar un hábito requieres tener constancia. Adquirir o modificar un hábito te puede llevar entre quince días y seis meses, dependiendo de tus ganas de cambiarlo.

Enfócate en cambiar un hábito a la vez, comienza por cambiar aquellos que consideres más sencillos, conforme vas logrando éxitos, tu confianza irá aumentando y de esta forma podrás cambiar aquellos hábitos más complicados.

Para finalizar

Controlar y mantener un peso adecuado es una tarea que, si la realizas de buena manera, la lograrás en poco tiempo.

No existen milagros ni magia, el secreto está en un buen plan de alimentación, que incluya una dieta saludable, actividad física que disfrutes y te agrade y una guía para modificar tus hábitos de alimentación perjudiciales en hábitos saludables.

¿Has experimentado usar dietas o productos milagro?

¿Qué experiencia has tenido con ellos?

Comparte esta información, como yo le he hecho contigo.

Un conocimiento que no se comparte, no da fruto.

 

Si conoces a alguien que pueda beneficiarse con esta información por favor ayúdanos a compartirla y síguenos en nuestros diferentes canales de comunicación para poder interactuar.

También te puede interesar esto.

shares

descarga gratis nuestro e-book

accede a contenido exclusivo para suscriptores